El arte de motivar....una regla clave para el éxito

BLOGGING

11/18/2021 3 min read

«Muchos de nuestros sueños parecen al principio imposibles, luego pueden parecer improbables, y al final, cuando nos comprometemos firmemente, se vuelven inevitables.” Christopher Reeve

Todas las personas necesitan de un motivo para realizar sus actividades, y dentro de una organización la motivación podría ser esa línea delgada entre el éxito o el fracaso.

La motivación que una persona experimenta dentro de la organización en la que trabaja, es la fuerza principal e influye en la eficacia y en la eficiencia de su desempeño cotidiano, es por eso que mantener motivados a los colaboradores se ha convertido en un papel fundamental a la hora de lograr metas y objetivos.

La motivación se ha convertido en una de las claves del éxito más importantes en las empresas, representa una inversión productiva. Las personas que tienen una alta motivación suelen rendir más en sus trabajos, aprovechan mejor el tiempo y alcanzan con mayor facilidad los objetivos marcados por la empresa. Esto supone un claro beneficio tanto para la empresa como para el propio empleado.

Mucho más que dinero….
El dinero es importante, es lo que nos motiva a acudir cada día a nuestro lugar de trabajo, con el salario cubrimos gran parte de las necesidades que cada uno de nosotros tenemos.
Cuando recibimos por primera vez una compensación económica por el resultado de nuestro trabajo, es evidente que nuestra motivación alcanza niveles máximos. Entendemos esa bonificación como justa recompensa a nuestro trabajo bien hecho.

El PELIGRO está en que, una vez que ese aumento se repite, pasa a considerarse como un derecho adquirido, perdiendo así todo su poder de motivación. Es más, si un día dejan de percibirlo, se consigue el efecto contrario: sienten que los privan de algo que ya les pertenecía, creando malestar y afectado las horas de trabajo.

No se trata de que deban desaparecer las compensaciones económicas. Pero existen métodos para motivar al personal que no necesita dinero y que son igual de efectivos…

Puedes aplicar las siguientes formas NO económicas para motivar a tus empleados y que de esta manera tu negocio crezca día con día, superando las metas y las expectativas tanto de tus clientes… como de tus empleados

  1. Sé agradecido: Envía una nota agradeciendo el tiempo e interés a ese empleado que hizo horas extras para terminar un proyecto. Agradece con frecuencia y de forma sincera.

  2. Dedica tiempo a tus trabajadores: Encuentra tiempo para reunirte con tus empleados y escucharlos, será un tiempo bien invertido.

  3. Cuida el ambiente de trabajo: Sé amable con todo el mundo. Si has de recriminar a un empleado hazlo en privado, si has de reconocer su labor hazlo en público. Saluda a las personas por su nombre.

  4. Involucra a los empleados: Permite que los trabajadores se involucren en la toma de decisiones que les afectan directamente, son muchos los temas en los que se puede solicitar su opinión.

  5. Fomenta la autonomía: Permite que cada empleado exprese su propia forma de ser, la confianza en tus empleados es la base de su productividad.

  6. Establece alianzas con cada trabajador: Fija metas individuales a conseguir por cada uno. Prepara con cada uno una estrategia de desarrollo personal y de adquisición de nuevas habilidades dentro de la empresa.

  7. Celebra los éxitos: Cada vez que se alcanza una meta hay que celebrarlo, darle valor. Recompensar el esfuerzo es uno de los motivadores más directos que existen…inténtalo!!!

  8. Utiliza el desempeño para discriminar la tarea realizada: Proporciona a cada empleado por escrito lo que la empresa espera de él y obtén su compromiso de que trabajará por cumplir esos objetivos. Si ha cumplido las expectativas: recompensa el trabajo realizado y fija nuevas metas realistas con él.

Y tú… ¿Cómo motivas a tus trabajadores?

Ology Coaching

Contenido de mi publicación